30-04-2014

Hablamos con Jack Savoretti

 Recién llegado de Holanda, Jack Savoretti nos cuenta la fórmula para sobrevivir a las giras, las crisis personales, la industria musical e incluso al éxito, antes de recalar con su nuevo EP el 14 de mayo en Madrid.

 

Hablamos con Jack Savoretti

 

- “La suerte es lo mejor que te puede pasar en el juego de la música”

- “Muchas veces no aprovechas las oportunidades porque piensas que no es lo correcto” 

- "La industria musical se ha quedado atrás porque no está sabiendo aprovechar todo el talento que hay” 

 

Si googleais cualquiera de sus vídeos o fotos de estudio, comprobaréis que la mayoría de las veces, Jack Savoretti tiende a aparecer serio, llegando a antojarse distante o incluso altivo. Nada más lejos de la realidad. El cantante irrumpe en la sala con un: “Hola, ¿todo bien?”. Habla español y nada mal -junto con el italiano que aprendió en Génova hasta los siete años y el inglés propio de una residencia londinense intermitente junto con otros países como Suiza-. “Podemos alternarlo con el inglés, si quieres", añade, porque pasa sus veranos en Formentera, lugar que le sirve como válvula de escape y donde además grabó el vídeo de su último single (‘Sweet Hurts’). “¿Quieres café? ¿Te importa si me tomo uno?” Sí, no es algo muy frecuente, pero es extremadamente educado (responde con interés y hasta se disculpa cuando se alarga). Espresso en mano, se sienta en el asiento más próximo y pregunta por el inglés de esta interlocutora y su procedencia. Todo indica que estamos ante un artista en su más puro estado receptivo; tocar con el mismísimo Bruce Springsteen, grabar un tema con Sienna Miller o salir en un vídeo de Paul McCartney (rodeado de estrellas de Hollywood) no ha hecho que el éxito confunda a este inglés de profundo acento neutro. Simplemente, lo define como “buena suerte”. 

 

“Ha sido todo bastante aleatorio”, confiesa. “Nunca fui muy buen músico ni tampoco buen escritor. Así que decidí probar suerte y juntarlo”. En ello está desde los 16 años, cuando una guitarra tuvo la culpa de la carrera que empezó hace otros 16. “Para mí, la música como es una forma de expresión”, dice, a pesar de no reconocerse ningún mérito como guitarrista (aunque las evidencias digan lo contrario). Con tres discos a sus espaldas, sigue convencido de que la edad es la única razón para que su música suene ahora más optimista que cuando comenzó. “Creo que cuando eres más joven, tienes urgencia por hacer todo; probarlo todo, tener una opinión sobre todo y saber más que nadie… Pero, en realidad, ¡no sabes nada!”, comenta. Por eso, darle identidad a su nuevo EP fue como un reto. “Quería que la melodía de cada tema tuviese un sentido”. Para ello, cambió el sistema de observación que usaba para componer por el de contar sus propias experiencias, y las giras por algo más de tiempo en el estudio. “Compuse BEFORE THE STORM (2012, FullFill Records) de gira, y lo grabamos en cuatro días. Pero no quería volver a hacer esto, sino trabajar con gente muy variada y ver qué sucedía”. Así que se puede decir que en su nuevo trabajo, se ha dejado un poco llevar. “Por ejemplo, el tema ‘Jack in the box’ ha sido un poco arriesgado porque es un poco funky…”, comenta. “Quería que tuviese un aire a las canciones de los años 60 y 70 que triunfaban en Francia y también en España. Al final nos ha quedado un poco retro, incluso con algún guiño al electro.” 

 

A pesar del éxito de sus dos últimos singles (en el top 1 y top 6, respectivamente, en el Reino Unido), también ha habido malos momentos. “Hace un par de años me harté de todo y pensé en dejarlo. La parte de los negocios de esta industria es que más me aburre y hubo un momento en el que no hacía más que preguntar al resto de la banda si querían hacer cosas de las que ni yo mismo estaba seguro”, confiesa. “Pero, para mi suerte, las cosas funcionaron y además todos parecen estar contentos de formar parte de este proyecto.” Otra prueba de que Jack es un artista multidisciplinar y contemporáneo. “En el momento en el que decidí parar, todo lo que hacía era componer y tocar”, añade.

Ahora es más consciente de lo que quiere “hablar y hacer”. “Las canciones tienen que tener personalidad por sí mismas”, afirma. “Afortunadamente, creo que ahora mis canciones traducen mejor mi estado de ánimo… Aunque, si tienes raíces latinas, ¡de algún modo estás ‘jodido’!” dice entre risas. “Es parte de tu cultura, ¿sabes? El hecho de recordar e idealizar el pasado. Aunque no lo veo como algo deprimente; de hecho, a veces me alegra poder ser melancólico”, comenta. “Y me he dado cuenta de que es esto es algo que no siempre entienden en Reino Unido.”

EEUU parece haberle funcionado mejor en ese aspecto. “Tienen raíces italianas, irlandesas y de casi todos los lugares”, explica. “Quizá por eso me siento mucho más identificado con el country y la música americana que con la inglesa. ¡Soy un poco extranjero en mi país!”

Han comparado su sonido con el de Simon & Garfunkel e incluso Bob Dylan, pero aun no ha surgido el símil con Johnny Cash (“no, ¡aunque me encantaría!”), a pesar del parecido estilístico razonable y una versión muy bien hecha del ‘Ring Of Fire’  en 2008

 

 

Quizá se deba a que le tiene algo de fobia a las covers. “Mis amigos se atrevían con cualquier cosa pero yo era muy malo aprendiendo las canciones de otros. Solía acordarme tan solo de un par de notas e inventar el resto”. Pero un día, a la gente empezó a gustarle esta invención. “No soy muy buen músico”, aclara, “así que si toco alguna versión tiene que ser porque me apetezca de verdad y no porque me lo pidan.” A no ser que se lo pida Springsteen: “Verle tocar ha sido una de las experiencias más increíbles de mi vida”, recuerda. “Estuvo en el escenario durante tres horas y cada una de sus canciones sonaba como si fuese a ser la última que tocaría. Me encanta cómo hace de las actuaciones un arte y no un show”. Después de haber pasado por el plató de Jools Holland y los estudios de la BBC, ¿hay alguien más con quien quiera trabajar? “¡Muchísima gente!”, dice en el momento. “Ahora mismo estoy obsesionado con Broken Bells, me encanta su producción. Aunque si me preguntas mañana, seguro que puedo darte un par de nombres nuevos.”

Si de algo ha aprendido en estos años haciendo música, ha sido a tener paciencia. “Me he dado cuenta de que es posible hacer lo que te gusta dentro de este business. Es duro, pero creo que ahora mismo es posible.” Pregunta obligada entonces sobre la escena musical española (“¡De la contemporánea no tengo ni idea!”, reconoce), a lo que pregunta en respuesta “¿qué está pasando exactamente por aquí?” Su interés por la música en español y las bandas emergentes se convierte en preocupación. Protesta sobre una hegemonía de tendencias musicales perdidas (“creo que hace 20 o 30 años la música de aquí y de algunos otros países europeos no tenía nada que envidiarle a la inglesa") y lo difícil que lo tienen las nuevas bandas para triunfar. “Lo complicado en realidad es vender todo lo que hay, porque la industria no está lista”, sentencia, “no está preparada para recibir todo lo el potencial que los talentos pueden aportar. Y los sellos no pueden manejarlo, porque tienen a cinco o diez tíos trabajando en esto, probablemente con mucha experiencia pero que conocen a los dos o tres grupos con los que han firmado porque saben que los pueden vender bien”, comenta. “Ahora que tampoco pueden pretender resolverlo contratando a un becario que lleve a 20 artistas, esta no es la solución”. Esto incluye tanto a los sellos mainstream como a los más indies, que son un poco “vagos” en este sentido: “La gente que me lleva en España, por ejemplo, es estupenda. Pero ¿por qué no hay 40 o 50 más como ellos?”, reclama. “Sé que son tiempos difíciles pero hay que empezar a pensar que esto tiene que cambiar de alguna manera.”

 

El futuro de Jack, de momento, pasa por terminar su gira europea, que tras visitar nuestro país le llevará a Montreux (Suiza) y de vuelta a Inglaterra, donde tiene ya cinco festivales confirmados este verano (entre ellos Wilderness y el British Summer Festival Londinense). Así que me pregunto cómo piensa afrontar el nuevo trabajo en el tour (y duda un poco antes de hablar): “Supongo que va a ser interesante…Veremos a ver lo que pasa con todo esto en el escenario” (risas). 

 

 

(CC) Fotos y entrevista: SILVIA SUAREZ ; INDIEGENTES, 2014

DMC Firewall is a Joomla Security extension!