19-04-2013

Crónica de Atoms For Peace

Thom Yorke llegó a Barcelona el pasado miércoles con su proyecto Atoms for Peace, abarrotó la sala Razzmatazz y retuvo al personal durante más de 4 horas con un espectáculo con diversidad de opiniones.

 

Tras asistir al concierto de 'Atoms for Peace' del día 17 de abril en Barcelona, me fui con la sensación que Thom yorke se lo había pasado muy bien, yo no tanto... Sin desmerecer a la banda, que vino sesgada (sólo Yorke y Nigel).

Llegué a la apertura de puertas, 21:00h, y tuve que posponer mi curiosidad por ver a la banda 2 horas. Entonces empecé a comprender en qué consiste este proyecto, no había ido a ver un concierto, sino que me había ido de fiesta.

De 21h a 22h pinchaba Baldo y de 22h a 23h pinchaba Nathan Fake. Yo, y los que me conocen lo saben, no soy sospechoso de ser un radical de las guitarras, y sé disfrutar de tanto en tanto en una fiesta electrónica.

Pero aquello me planteó un dilema, eran las 21h, estaba cansado de haber trabajado todo el día, sin cenar ni haber tomado ni que sea una triste cerveza, aquello difícilmente sería una fiesta para mí.

Decidí solucionarlo: "voy a salir a comer un bocadillo y tomarme una cervecita, o tres..." pensé. ¡Pues no!, no se podía salir, y en RAZZMATAZZ no hacen bocadillos, que yo sepa, y la cerveza es algo cara... Se mascaba la tragedia.

Aquella era la situación, Baldo y Nathan Fake hacían su trabajo, y muy bien hecho por cierto, los que no aportaban su parte éramos nosotros, el público, ¿Quizá alguien más se encontraba en mi situación?

Por fin llegó el momento, salieron Thom y Nigel al escenario la gente les (o le) aclamaba, el dolor de piernas era generalizado pero ya estaban allí. Presentaban 'AMOK' el primer disco puro de la banda tras haber experimentado con 'ERASER', disco en solitario de Yorke. Una eléctronica algo introvertida y muy perfeccionista con momentos melódicos (los más aplaudidos) y otros más liniales y repetitivos.

Con un formato escénico a lo 'THE ZOMBIE KIDS' salvando las distancias, por supuesto, Nigel llevaba las riendas de synthes, ritmos y demás, mientras Thom básicamente se divertía. Cantaba, tocaba la guitarra, tocaba el bajo y en ocasiones toqueteaba los aparatos electrónicos con más de un infortunio, pero a él se le perdona, porque es un genio.

El repertorio:
Ingenue, Black Swan, Dropped, The Eraser, Amok, Before Your Very Eyes..., S.A.D., Skip Divided, Harrowdown Hill, Atoms for Peace, Stuck Together Pieces, Unless, Default...

Una vez acabado vinieron, cómo no, los gritos de "Otra, otra" y silbidos arquetípicos, salieron de nuevo a escena como deejays, pero de la sesión os puedo contar más bien poco, ya que decidí abandonar la sala e ir a por mi ansiada cena.

En resumen, una recomendable propuesta con "timings" exóticos.

 

Redacción: Xavi IG

DMC Firewall is a Joomla Security extension!