11-11-2015

Crónica IndieGentes: Gun, 01-Nov-2015, @Sala Bikini [Barcelona]

La gira de los escoceses desembarcó en la ciudad condal en un concierto que desempolvó sus viejos himnos de los 90

 

En una noche un tanto desangelada en cuanto público fueron los locales Golden Grahams quienes abrieron fuego, en una sala que muy poco a poco iba cogiendo algo de ambiente, con un público que ya peinaba canas, en muchos casos superando la cuarentena. El rock ácido y sucio de los de Barcelona bebe de la fuente inagotable del sonido Stones pero con la actitud arrabalera de unos NY Dolls y sobre todo con todos los tics habidos y por haber en los que uno piensa cuando habla de este tipo de bandas: bisutería glam, badanas, gafas de espejo, bajista y baterías rednecks, frontman de voz cazallera mirando al infinito y la verdadera estrella del grupo, un guitarrista juguetón del mástil, que reparte "c'mons" "fucks" y "babys" y que culmina el show a golpe de sólo subido a una de las barras de Bikini. ¿La música? Digna, decente, suficiente para calentar un poco los ánimos del personal.

 

Y es que era necesario precalentamiento ya que los escoceses GUN, espoleados por su anterior y exitosa visita del año pasado a estos lares, y presentando su nuevo LP FRANTIC (2015), no consiguieron conseguir más que media entrada en la barcelonesa Bikini, y eso que habían obviado la ciudad condal en su última gira del pasado año. 

 

 

Pasadas las 21h30 salieron los de Glasgow con uno de los temas de su  nuevo disco, de corte bastante popero, pero rápidamente levantaron al público con dos de sus himnos, el single de SWAGGER (1994, A&M) “Dont Say is Over” y, el tema que los lanzo a la fama, el archiconocido “Better Days”. Con el público ya en el bolsillo fueron entrelanzando temas de su nuevo LP, entre los que destacaron "One Wrong turn" y sobre todo la enérgica "Labour of life", con clásicos de toda su carrera. 

La última vez que los habíamos visto interpretaban entero su álbum debut, debido a que era el XXV aniversario del mismo, y dejaban para el final algunas de sus otros éxitos pero está vez, con un set más habitual, se observaron algunos cambios, como que el que peso de las guitarras solistas se reparten, más o menos equitativamente, entre Jools Gizzi, uno de los hermanos fundadores, y el más actual Johnny McGlynn. Quizás esto se debe a que Joolz, junto al bajista Andy Carr tienen un gran peso en los coros apoyando al otro hermano Gizzi, Dante, que de bajista original se ha transformado en vocalista en esta última regeneración de GUN, y que, a pesar de defender con solvencia la tarea, en algunos de los clásicos le cuesta llegar al registro del cantante original Mark Rankin.

 

 

Para el final del set, ya en completa comunión con sus fans, cogieron carrerilla y del tirón hicieron un “Inside Out” apoteósico con un extracto del “So Lonely”de The Police que volvió loco al respetable y que unieron con, quizás su mayor éxito, la versión de Cameo "Word up" y con ese estupendo single de GALLUS (1992, A&M) que es “Steal your fire”. Con ello llegó el break para volver con un bis que comenzaron con el temazo que daba nombre a su álbum debut "Taking on the world" y que provoco las risas de toda la banda merced a una gamba del guitarrista McGlynn que se cargó todo el clímax del principio del tema, para terminar con otros dos clásicos como "Welcome to the real world" y un tremendo "Shame on you" como fin de fiesta. Entrañable

 

 

 

(CC) CRÓNICA & FOTOS: Xandre RL (@xandrerl) ; IndieGentes 2015

 

 

 

Our website is protected by DMC Firewall!