11-12-2016

Crónica IndieGentes: The Answer & The Dead Daisies, 11-Diciembre-2016, @Apolo [2] [Barcelona]

Velada de hard rock de alto octanaje que calentó los ánimos en una fría noche de Diciembre a una audiencia de lo mas heterogénea en edad y tribu

 

 

La Sala [2] de la barcelonesa Apolo rozaba el Sold Out para recibir un excitante doble cartel lleno del mejor hard rock. Al contrario que el día anterior en Madrid, fue la superbanda formada por John Corabi (Mötley Crue, Ratt) como vocalista, Marco Mendoza (Whitesnake, Thin Lizzi, Black Star Riders) al bajo, Doug Aldrich (Whitesnake, Dio) a la guitarra principal, Brian Tichy (Whitesnake, Billy Idol, Ozzy Osbourne, Foreigner…) a la batería, junto a un segundo guitarrista de apoyo, en sustitución del miembro fundador David Lowy.

La verdad es que su descarga fue lo mejor de la noche, todo actitud y clase hardrockera en un concierto, por supuesto, lleno de clichés, pero de esos que, cuando se presentan por tipos con el talento y carisma de Aldrich o Corabi, nos encantan. Con un set cimentado en el poderoso y rocoso nuevo disco de la banda, SOME MAKE NOISE (2016, Spitfire), descargaron cañonazos como el homónimo ‘Make Some Noise’, ‘Song of a prayer’, ‘Mainline’ o ese hit que hubiera copado los primeros puestos de los charts a finales de los 80 que es ‘Long way to go’. El resto del set se conformó  de un puñado de grandes hits rockeros de todos los tiempos, como el ‘Fortunate Son’ de la Creedence, el ‘Come Together’ de los Who (ambos también incluidos en el nuevo LP) y, del tirón, para acabar, temas de Beatles o Grand Funk Railroad.

 

 

El sonido fue el de una maquina perfectamente engrasada, algo que, sin duda, se debe a las décadas de experiencia de estos 4 entrañables mercenarios del rock. Las cuerdas vocales de John se encuentran en un estado de forma perfecto, los dedos de Doug con el mismo virtuosismo de siempre, Mendoza quizás no es el mejor bajista del mundo, pero es todo rock’n’roll attitude y lo mismo se puede decir de Tichy y sus malabarismos y pegada.

Por cierto, detallazo para los fans ese doble vinilo de 180 gramos en rojo junto con el CD en su interior, todo en una cuidadísima edición por tan solo 20€. Lujazo que algunos no dudamos en llevarnos para casa.

Una gran velada de hard rock.

 

GALERÍA DE FOTOS:

2016 11 DICIEMBRE Ocean Colour Scene @Apolo

 

 

 

 

Los norirlandeses The Answer fueron los segundos y últimos en subir a las tablas, y ya desde el mismo principio dieron muestras de lo que iba a ser su propuesta. Apoyados en su último larga duración, SOIAS (2016), comenzaron su show a ritmo de su single homónimo ‘Solas’, oscuro y creciente, en un raro hibrido entre el sureño más redneck y sombrío y la música de taberna con raíces folk irlandesas que ahora practican. Un buen enlace con ‘Beautiful World’, en el mismo plano, para desembocar en ‘New Horizon’ fue el cenit de su entrega que a partir de ahí, quizás por lo ligeramente comedido y plano de su nuevo sonido, fue descendiendo en intensidad.

 

 

Sobre todo por un interludio, demasiado lento, que rompió el ritmo del concierto, interpretando los temas más acústicos de su nuevo álbum como ‘Tunnel’ o ‘Untrue Colour’ que bajaron demasiado la intensidad de un concierto, centrado casi en exclusiva en su nuevo álbum y que dejó solo un par concesiones para sus dos primeros discos, sobre todo el enérgico y rockero RISE (2006, Albert) que los lanzó a la fama, del que solo interpretaron ‘Come follow me’, dejándonos huérfanos de ese temazo que es ‘Under the sky’ que si interpretaron en Madrid, y de toda la intensidad zeppeliana que destilaban sus primeros trabajos.

 

 

En cuanto a la banda, Cormac Neeson estuvo chámanico y como flotando en su propia dimensión, con un look plagiado del de Chris Robinson más emporrado de la época del Three Snakes and one charm, con una voz en muy buena condición pero de la que se esperaba más, y que solo ofreció grandes momentos en el mencionado ‘Come Follow me’, ‘Demons eyes’  o la preciosa ‘Waste your tears’. El resto muy discretos y en segundo plano sin brillar en ningún momento. Especialmente preocupante la falta absoluta de carisma de la guitarra de Paul Mahon que estuvo solido pero tremendamente tímido.

Un bagaje final algo irregular, en una gran noche de rock que quizás hubiera sido perfecta si el orden de las bandas hubiera sido el opuesto.

 

GALERÍA DE FOTOS: 

2016 11 DICIEMBRE Ocean Colour Scene @Apolo

 

 

(CC) CRÓNICA y FOTOS: XANDRE RL (  @XandreRL ;   XandreRL). IndieGentes 2016

DMC Firewall is a Joomla Security extension!