22-01-2016

Crónica IndieGentes: The Darkness, 14-Ene-2016, @Sala Bikini [Barcelona]

Lección de nostalgia rockera en una Sala Bikini hasta las topes, que se rindió ante el carisma y el apabullante set list de los británicos

 

Hace mucho que The Darkness dejaron de ser la última esperanza blanca del rock británico. Quizás fue que su pose más caricaturesca llegó un momento en que se confundió con su indudable talento musical, navegando en una muy fina frontera entre lo bizarro y lo grandioso. Quizás fue haber estado a punto de conseguirlo, jugar en las grandes ligas, haberlo tocado con los dedos para caer en el tópico rockero de drogas y autodestruccion cuando lo tenían todo para ocupar un lugar en la historia de la música británica y mundial. Quizás fue algo de eso o quizás tan sólo fue haber aparecido 15 años tarde, en el maldito principio del S XXI, donde la falta de actitud e intrascendencia empezó a arrasarlo todo en el mundo de la música.

El caso es que no lo consiguieron, pero nos dejaron dos increíble,frescos y maravillosos primeros discos, un puñado de canciones inolvidables y conciertos imborrables como aquel a pleno sol y bañados por las mangueras de los bomberos del Monte do Gozo en el Xacobeo. Tras eso disoluciones de la banda, entradas y salidas de Justin.Hawkins, alma mater de la banda, en centros de rehabilitación, extraños y efímeros proyectos paralelos, cambios de nombre.... hasta llegar a este 2016 en que la banda parece haber conseguido una cierta estabilidad y llegan a estos lares presentando su más que digno último disco LAST OF OUR KIND (2015, Canary Dwarf)

 



La trascendencia de la banda, a nivel popular, no se puede comparar a la que tenían hace más de una década, pero al público que abarrotaba la bikini poco le importaba todas las vicisitudes y circunstancias expuestas. Habían venido a pasarlo bien y vaya si se lo pasaron, coreando al pipa Fernando con la complicidad de Justin, bailando, cantando, interactuando con todos los.éxitos de la banda. Hacía mucho tiempo que no se veía a un puñado de rockeras bailando en los.hombros de sus chicos en un.concierto de rock de sala, y en “I Believe in a Thing Call Love” por un momento nos sentimos trasladados a aquellos grandes concierto de Arena de los 80 donde mujeres rockeras danzaban poseídas por las guitarras por encima de nuestras cabezas durante buena parte del show.

En el terreno estrictamente musical la banda estuvo mas que correcta. Quizás Justin, para nuestro gusto, exageró demasiado su vena bufona y, a veces, parecía que se tomaba muy poco en serio el show. Ok, sabemos que eso es parte de la propuesta, y puede que a principios de los 2000, en su breve época de reinado, se lo pudieran más que permitir. Pero a.día de hoy, lo que a muchos aún nos atrae de la banda, es el tremendo set list lleno de cañonazos que tienen capacidad de ofrecer y ese empaque, como banda de.rock, basada en las poderosas guitarras de los hermanos Hawkins y el carisma del bigotudo Frankie Poullain y su eterna sonrisa burlona al bajo.

 

 

¿Como no va a sonar tremendo un set en el que se interpretan, cual orgia rockera, hits como “Black Suck”, “Giving Up”, “One Way Ticket”, “Love is only a Feeling”, “Get your hand off my woman” o la mencionada “I Believe in a Thing Call Love”? Imposible. Lo pasamos en grande, y tuvimos tiempo de disfrutar de momentos memorables con una divertida y fantástica “Friday Night” donde la protagonista fuera la pequeña Nora (ver video) como entrañable representante del puñado de niños que, en un lateral y debidamente protegidos, disfrutó del concierto. Inmensa alegría ver que cada vez hay mas enanos en las salas, gracias a las nuevas normativas, inoculando el veneno del rock en las venas. También momentazo en el bis con esas versión metalera del brutal “Street Spirit” de Radiohead con el que cualquier hípster se rasgaría las vestiduras a el que abajo firma le parece maravilloso. Y, para terminar, un cliché rockero más como guinda, cuando Justin cabalgó entre el público, hasta el final del recinto, a hombros de un miembro del staff, mientras ejecutaba el solo de "Love on the Rocks with No Ice"  de todas las maneras inimaginables. Fin de fiesta perfecto.

 

 Mark Flaix (https://www.youtube.com/user/flaixmark/videos)

 

 

 

 

(CC) CRÓNICA Y FOTOS: @XandreRL ;

VIDEO: Mark Flaix (https://www.youtube.com/user/flaixmark/videos)

IndieGentes 2016

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd