15-10-2018

Crónica IndieGentes: Vetusta Morla, 12-Octubre-2018 @Espacio Zity [ZARAGOZA]

Sobreponiéndose a la acústica del Espacio City, Vetusta Morla se convirtieron en los grandes protagonistas del día grande de la capital maña con un concierto majestuoso, al alcance de muy pocos.

 

Nunca fallan. Y van… Desde la primera ocasión en que el abajo firmante tuvo el privilegio de ver a esta banda, en un diminuto local de una también diminuta localidad del rural gallego, en compañía de no más de 50 personas, con la banda tocando a ras de suelo, hasta los mayestáticos shows de esta gira de MISMO SITIO, DISTINGO LUGAR (2017, Pequeño Salto Mortal), con ese gran despliegue de vatios, candelas y lumens ante decenas de miles de enfervorizados seguidores, los de Tres Cantos nunca han fallado. Indiferentes a los problemas técnicos, ecualizaciones, recintos, cantidad de espectadores, horario, circunstancias… nunca ha tenido uno que sufrir de un concierto fallido. Y eso conlleva una explicación tan simple como compleja, y es que, en sus sets, da igual la idiosincrasia del envoltorio, momento y lugar, lo importante es la música, las canciones. Y a nivel interpretativo y de intensidad, siguen sin tener casi rival en la escena nacional.

 

 

Zaragoza, Pilares, no fue más que una constatación, en una plaza y ocasión de las de primera división, del musculo que exhiben en sus directos los de Pucho. Vertebrado en su hiperbólica ultima obra, interpretada en su totalidad, desprendieron entre medías algunas de las mejores pinceladas de su carrera, la cual pronto celebrará nada menos que dos décadas. Hablar de Vetusta Morla es hablar de algunas de las mejores composiciones de rock en castellano del S.XXI. Y se disfrutan tanto las que están (tremenda La mosca en la pared, escalofriante Al respirar con sus nuevos arreglos, enérgica Cuarteles de Invierno, emocionante Fuego y, claro, apoteósica la dupla Sálvese quien pueda Valiente) como se echan de menos las que no (significantes ausencias las de Boca en la tierra, En el río, La Marea o, por supuesto, La cuadratura del círculo), en un set que, en base a un repertorio cada vez más extenso, se hace doloroso en las renuncias.

 

 

Para poner algún pero, dado que la perfección no existe y menos en un concierto de tan extensa duración, quizás sobraron un par de momentos bajos en la gráfica del electrocardiograma musicado, y es que las interpretaciones de Punto sin retorno, una de las canciones más menores de la discografía de los de Madrid, y una extrañamente desangelada Copenhague, evitaron, en estos tiempos de tesis oscuras, el cum laude en la capital maña.

El demandadísimo bis vino de la mano de uno de los nuevos himnos (junto a Guerra Civil) de su última obra, esa hipérbaton hecha canción que es Consejo de Sabios. Pero quedaba la guinda perfecta. Tras un puñado de cientos de conciertos disfrutados, el que suscribe estas líneas duda que existan muchos cierres de set más sobrecogedores y épicos del que los madrileños consiguen con esa mini opera-rock que son “Los días raros”, quizás el mejor crescendo de la música rock en castellano en décadas. La música que derrotó al cierzo.

 

 

2018 10 OCTUBRE Vetusta Morla @t Espacio Zity [Zaragoza]

 

(CC) CRÓNICA: XANDRE RL (  @XandreRL ;   XandreRL)
FOTOS: XANDRE RL (  @XandreRL ;   XandreRL) 

Our website is protected by DMC Firewall!