28-01-2019

Crónica IndieGentes: Zahara, 26-Enero-2019 @Apolo [BARCELONA]

Presentación, por parte de la jienense, del directo de su último disco, ASTRONAUTA, en una Sala Apolo que colgó el cartel de "NO HAY BILLETES" en otra noche inolvidable para la programación del Festival Mil·lenni

 

Venía la Gordillo, mucho más que una promesa ya todo un activo de pop nacional, a presentar a Barcelona su cuarto disco como profesional, ASTRONAUTA (2018, G.O.Z.Z. Records) en el que basó, junto a su anterior SANTA (2015, G.O.Z.Z. Records), el grueso del set lit de la noche. Con una escenografía heredera de un Ziggy Stardust del S.XXI, la barcelonesa Sala Apolo presentaba un lleno hasta la bandera en una nueva jornada del ecléctico Festival Mil·lenni.

 

 

Sobre las tablas, al carisma Zahara Gordillo, hay que sumar el importantísimo papel de dos gigantes como Martí Perarnau IV y Manuel Cabezalí, encomiable en canciones como Big Bang o una poderosísima Crash, siendo ya de por sí, una excusa más que suficiente para comprar una entrada de un concierto de Zahara. Pero, para un el abajo firmante, sigue siendo la cruda oscuridad de Camino a L.A., la que marca el cenit del show, donde vemos a una artista descarnada y peligrosa, acompañada de la guitarra extraterrestre de Cabezalí, un tipo al que la de Úbeda le debe el 49% de su tremendo sonido en directo. Ese sonido que aleja los fantasmas edulcorados que han sobrevolado en diversas ocasiones la carrera de la jienense. Fantasmas que, a golpe de grandes canciones sobre las tablas, se evaporan, ganándose a pulso aquel seminal apellido de sus comienzos, Eléctrica.

 

 

Incluso en los momentos más sensibles, no cabe la menor duda del talento compositivo de la andaluza. Ejemplos no faltan, desde la archiconocida y siempre escalofriante Con las ganas, hasta esa maravilla, que bebe de los ecos de otros andaluces como Maga, que es Guerra y Paz, en la cual, a pesar de estar en Barcelona, no pudo contar con la presencia de su compañero de micrófono Santi Balmes. Dio igual, ahí estaba un Perarnau IV excelso y eufórico tras haber editado esta semana mismo otro discazo con sus Mucho, y que, hoy en día es un individuo mucho más interesante que el vocalista de Love of Lesbian

 

 

Tras el desgarro de Con las ganas llega un subidón de la mano de y la bailonga Caída Libre que da paso a una brutal El diluvio universal que culmina, otra vez, con uno de esos solos marca de la casa de Manuel. La recta final no decae el ritmo, porque El deshielo es suficientemente buen tema para que no nos tomemos muy en serio la versión de Senza un perché, metida con calzador y poco entendible. Olvidada en seguida por ese pedazo single, perfecto broche final, que es Hoy la bestia cena en casa, prueba irrefutable de la comunión de la cantante con su público. Y es que el talento de Zahara no solo está en saber escribir grandes canciones y transmitirlas como pocas, sino también de rodearse de los mejores. Y así le va. Fantástico.

 

 

 

(CC) CRÓNICA y FOTOS: XANDRE RL (  @XandreRL ;   XandreRL)

Our website is protected by DMC Firewall!