24-09-2013

Ya está aquí el nuevo disco de Iván Ferreiro

La espera ha terminado. VALMIÑOR-MADRID, HISTORIA Y CRONOLOGÍA DEL MUNDO (Warner, 2013), ya está disponible para que todos lo podamos disfrutar. Una obra que no es un disco, pero es un disco. Te lo desgranamos en una autopsia que demuestra que este muerto está muy vivo.

 

 

Ya está aquí el nuevo disco de Iván Ferreiro

 

 

Una vez más el artista gallego ha hecho un grandísimo ejercicio de creatividad, intentando ofrecer a sus incondicionales algo más que lo que mejor sabe hacer, que son las canciones. VALMIÑOR-MADRID, HISTORIA Y CRONOLOGÍA DEL MUNDO (Warner, 2013), supone un repaso a la vida de Ferreiro, una vida, una trayectoria que, como él mismo admite, no empieza en el momento en que nace, sino en el instante que su memoria recuerda por primera vez.

Como es habitual, inquietos en el concepto mercadotécnico, Iván y los suyos editan este último larga duración en varias versiones, como una especial que incluye un juego basado en la experiencia vital del músico y otra en vinilo azul que hará las delicias de los que somos más fetichistas.

Pero al final, aunque por desgracia, y en estos días más que nunca, el envoltorio cuenta y mucho, para algunos lo importante son las canciones, y el último larga duración de Iván Ferreiro tiene grandes canciones y de todos los pelajes.  Aquí hay mucha cantera o sea que vayamos por faena. ¿Preparados? Pues diseccionémoslo.

 

CANCIÓN A CANCIÓN

1.- El comienzo con 'El Bosón de Higgs', aparte de incluir en el título un tema tan de actualidad como esa partícula que tanto nos atrae y nos asusta al mismo tiempo, en esas referencias siempre interesantes del músico vigués, es una canción marca de la casa de la carrera en solitario de Iván, con una melodía inconfundible y un cambio final irresistible que incluso presenta una atractiva sección de viento, sección que irá apareciendo a lo largo del disco de manera casi siempre brillante.

2.- Enlazada a ella, sobre todo en energía y rebosando optimismo, 'Pájaro Azul' viene demostrando que se puede hacer una canción pop positiva en 2013. A riesgo de equivocarnos dando palos de ciego, daríamos nuestra mano derecha que en esa melodía tiene mucho que ver el bueno de Amaro.

3.-Bambi Ramone' , nombre divertido donde los haya, parece hacer honor a la mítica banda de punk neoyorquina, a base de repeticiones, si no de riffs, sí del título de la canción. Sigue la energía, algo que muchos echábamos de menos de Ferreiro, en un tema que quizás melódicamente no pase a la historia (excepto por un segundo estribillo histriónico) dentro de la discografía del gallego, pero que posee una tremenda instrumentación que puede crecerse en directo.

4.- Vuelve en 'Chainatown'  la sección de vientos -fantástica de la mano de Matthew Simon y Ramon Marc Bataller- pero esta vez para comenzar y no para terminar en una de las canciones más cambiantes en la carrera de Iván con subes y bajas continuos en una fantástica mini-ópera de pop-rock.

5.- El Dormilón' es un muy claro primer single. Medio tiempo de libro, que gana con las escuchas, y otra de esas melodías marca As Ferreiro, porqué de nuevo nos atrevemos a aventurar que hay mucho del pequeño de los hermanos en la misma y que nos devuelve esa voz desgarrada que como un animal dormido reaparece en pequeñas dosis en los últimos años.

6.- La primera vez que tuve el placer de hablar con Iván, ya hace casi quince años, cuando Los Piratas acababan de telonear a La Oreja de Van Gogh en Santiago de Compostela, me confesó que sus dos referentes en esos momentos eran el OK COMPUTER de Radiohead Los Planetas. Pues bien, han tenido que pasar esos quince años para escuchar la melodía mas influida por los de Granada en 'Pandelirios',  como si un J que hubiera aprendido a vocalizar -nunca nadie cantó mejor que Iván los temas del granadino que, quizás, debería haber tomado nota- colaborara en una estrofa que da paso a unos estribillos con una instrumentación de pop grandilocuente y que cuenta con un interludio sorprendente y genial, melódicamente perfecto.

7.- Una galáctica, diminuta y llena de morriña 'Una inquietud persigue mi alma'  nos llega como un pequeño homenaje a 'El hospital' de Alaska y Dinarama que tantas veces versionaron las Hermanas Ferreiro, pero cambiando el pentotal por el Ibuprofeno y con reminiscencias instrumentales del controvertido RELAX (Warner, 2001) de Piratas y líricas de aquel 'Lady Blue' del maestro Bunbury. Un final epistolar, como continuando aquella carta que la Querida Milagros' nunca llegó a recibir de Quimi Portet Manolo García, rubrica una pequeña y jodida obra de arte. Mamando de las ubres de los grandes.

8.- La voz temblorosa, nunca escuchada antes en el cantante, se pasea por la estrofa de una petarda, hasta en el nombre, 'Alien vs Predator', que comienza y termina, engañosa, como perfecta banda sonora del transatlántico de Vacaciones en el Mar. Temblor vocal que quizás se justifique para dar réplica a una Julieta Venegas, voz invitada en el tema y que es característica de la peculiar cantante mexicana. Bonito tour de force entre dos voces tan diferentes que empastan muy dignamente y que le da un plus a una canción que, individualmente, bajaría algo la intensidad de un disco hasta el momento emocionante.

9.- Siguiendo con la referencias cinéfilas y/o televisivas que tanto gustan al artista galaico y que en este disco alcanzan su punto más superlativo nos llega 'El resplandor’, una de esas canciones presuntamente menores que tanto le gustan a este hombre en su carrera en solitario y que por momentos no termina de crecer ni te la acabas de creer, pero que con esa voz doliente te deja con el desasosiego en el estómago. Y cuando el estómago habla es que una canción dice algo.

10.- Seamos francos, 'Como conocí a vuestra madre' podría estar perfectamente en cualquiera de los últimos discos de Lori Meyers, pero esa voz tan peculiar y reconocible del Sr. Ferreiro le da un punto diferenciador que la convierten en un clarísimo single rompe-directos candidata al karaoke masivo. Hitazo.

11.- 'Brazil' nos vuele a retrotraer al estertor de estudio de Piratas, RELAX, aquel disco minimalista y de complicada y retorcida instrumentación que aquí se pone de manifiesto. Musicalizada por momentos con mínimos de voz y guitarra limpia, para orquestarse de repente con la presencia de nuevo de los vientos y volver a morir, el ruido cuando parecía que ya no desaparecería, en un juego del gato y ratón, donde también cabe algún que otro loop quizás no en el lugar adecuado, como queriendo distraer del objetivo final: un ejercicio de autoproclamación vocal y lírico.

12.- Para un fanático de la producción del Sr. Lynch como el que escribe, y que además es conocedor de que comparte tal fanatismo por 'Twin Peaks' con el músico, enfrentarse por primera vez a una canción con semejante título, sobre todo después de todas las referencias varias a la serie a lo largo de la carrera de este, era un reto, mezcla de ilusión, miedo e incertidumbre. De entrada no pedía mucho, lo único que al cerrar los ojos y escuchar el tema me imaginara las caras de un Agente Cooper o de una Laura Palmer por los bosques del noroeste norteamericano. Y no, no ha pasado, supongo que para eso ya existe esa genialidad que es 'Audrey' de Los Piratas. Algún teclado que recuerda a Angelo Badalamenti o en esas explosiones musicales tan circenses, pero no. Son todo búsquedas infructuosas, desear que ocurra y no que no acabe de ocurrir. A veces los artistas se ríen, a propósito y con todo su derecho, de todos sus oyentes y puede que este sea uno de esos casos en que la evocación corresponde tan solo a ellos mismos y el resto tengamos que crearnos nuestros propios universos. Y en eso también está la magia de la música.

 

BONUS TRACK 1.- Y después de un cierre del disco como tal tan apropiado, los extras son eso, extras. Con 'El fin de la eternidad'  uno tiene esa impresión de deja vu donde el artista entra, incluso, en el autoplagio. Un poco de 'Canciones para el tiempo y la distancia' por aquí, otra pincelada de 'Dias azules' por allá, en un tema que ya nos había presentado en aquel vídeo promocional que hizo a mediados de año para una campaña turística en Viena. Y de ahí su connotación de extra. Tema digno y que seguro que en directo funcionará a la perfección, pero poco original.

BONUS TRACK 2.- Viniendo de Iván Ferreiro, la influencia de 'Solaris' puede ser tomada tanto de la novela de Stanisław Lem, como de las películas de Steve Sodbergh o Andrei Tarkovski basadas en dicha novela e incluso no descartaría que el S.O. de Sun Mycrosistems tuviera su cuota de protagonismo después de escuchar el tema. Es una de esas canciones extrañas, bonus track perfecto y magnífico que a veces nos regala el mayor de los Ferreiro. Retales y experimentaciones con final feliz del calibre de 'Antinatural', 'Santadrenalina' 'Laura' si hablamos de Piratas o 'Canción de amor y muerte', 'Me toca tirar' 'Personalidad Multiple' ya en solitario. Canciones arriesgadas y/o bonus tracks por las cuales cientos de músicos de este país darían su mano derecha. La que nos ocupa se une a este catálogo, oscura, ligeramente vocoderizada por momentos, y melodía genialmente imposible, que hace de la in-habitualidad de la propuesta un atractivo irresistible. Es complicado describirla. Escúchenla.

 

De hecho escúchenlo enterito aquí:

 

 

 

¿El mejor disco del de Valmiñor? El tiempo lo pondrá en su sitio y lo dirá. El abajo firmante, que ha seguido un poco la carrera del pequeño galego en los últimos 20 años, no se atreve a asegurarlo, pero lo que sí os puede asegurar es que es uno de sus trabajos más completos y sólidos. Y deseando escucharlo en directo con una gran y numerosa banda. Puede ser espectacular.

 

(CC) XANDRE RL, 2013

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd