04-01-2017

Crónica IndieGentes: El Petit de Cal Eril, 22-Diciembre-2016 @ Sala Apolo [Barcelona]

Crecer y ser pequeño a la vez. Relato del concierto de El Petit de Cal Eril en Barcelona

 

 

No hace tantos años que descubrimos al Petit de Cal Eril, fue tocando como telonero de Jose González y corría el año 2009. Se subió al escenario armado solo con su guitarra y nos desarmó a todos con su sencilla calidez. Desde entonces hemos seguido al de Guisona en su crecimiento artístico y podemos afirmar rotundamente que se encuentra en un estado de plenitud y total madurez. Ayer lo pudimos confirmar de nuevo en el concierto que ofreció en Apolo para presentar su último disco, LA FORÇA (2016, Bankrobber). El Petit ha crecido y se siente cómodo en el escenario; con una parroquia totalmente entregada, ofreció un espectáculo lleno de intensidad, aunque no exento de dulces momentos, como exige su repertorio. Crecer y ser pequeño a la vez, como escribe en su canción ‘Amb tot’de LA FIGURA DEL BUIT (2013, Bankrobber).

Hay dos cosas de Joan Pons que nos encantan y que son tan  sencillas, que son muy difíciles de conseguir: una es que compone muy buenas canciones y la otra es que las interpreta con el corazón y sin gota de presunción. Dicho esto, el Petit ha ido consolidando un sonido entre un pop sesentero, algo psicodélico, y una especie de folk rural sui generis, que es tan personal como universal. En este sentido este último disco sigue la estela de LA FIGURA DEL BUIT, un discoimportante la gestación de esta personalidad musical.

 

 

Para el concierto de ayer reunió a labanda con la que ha estado girando el disco, Dani Comas (bajo), Ildefons Alonso (batería), Artur Tort (teclados), y con Jordi Matas (batería y teclados), que ha sido productor y parte esencial de LA FORÇA (2016, Bankrobber), a la que se unieron algunos invitados especiales. El repertorio empezó con ‘El cap’, una bonita canción que va en crescendo y que también funciona como apertura del último disco. A continuación sonó ‘El senyal’ con un alargado final, que sirvió para comenzar a calentar motores. Continuamos con ‘El punt’, una pieza preciosa e inquietante a la vez, donde brillaron los teclados de Artur.Al final la canción se convirtió en un tema casi funk con mucho flow en el bajo de Dani y con las baterías aguantando el tempo. Hay que añadir que, además de la intensidad propia del concierto, el hecho de tocar con dos baterías le confirió doble energía a muchos de los temas. Después vinieron ‘Vol’ y ‘Particules de deu’, dos clásicos del segundo disco del Petit, VOL i DOL (2010, Bankrobber), que sonaron con fuerza y con un Pons ya desatado. Con la audiencia en el bolsillo pasaron a tocar ‘El salt’, a nuestro entender, uno de los hits del último disco. Aquí brillaron las dos baterías en un dialogo a contratiempo que Dani Comas aprovechó para marcarse un solo de bajo muy jazzero. Grandes aplausos y un poco de calma para recuperar el aliento con temas como ‘El cor’ y ‘el Verí’, acompañado de Luca Masseroni que cantó una estrofa en italiano. Seguimos con ‘Volant’, y la divertida ‘Estramoni’, que sonó potente y robusta con ambas baterías sincopando los tiempos y confiriéndole un aire funk. Continuamos con más canciones del segundo disco, ‘Cendres y Decapitació’, que en las manos de la banda dejaron el folk de la grabación original para convertirse en psicodélicas canciones pop. Y así llegamos a ‘L’adeu’, tema que cierra el último disco y en el que Joan pudo lucir su cálida voz. Y cuando ya pensábamos que se estaba despidiendo, subieron al escenario una sección de vientos que toco ‘Amb tot’. haciendo las delicias de audiencia que acabó coreando la coda final de los vientos.

 

 

Parada de rigor y dos bises de su anterior disco: ‘La fi’, con una con un final de improvisación dirigida que dejo al público extasiado y extrañado, y el hit ‘Lleida Frega fraga’, que dejo al público cantando el estribillo del famoso Farmaceutic de Lleida. Un final muy adecuado para un concierto intenso pero muy bien estructurado, con el de Guisona disfrutando en el escenario y un público fiel y entregado. Y así nos fuimos con una sonrisa a casa pensando que Joan Pons realmente ha crecido siendo pequeño a la vez.

 

 

(CC) CRÓNICA: ANGEL ESTÉVEZ, FOTOS: JESUS PEREZ. IndieGentes 2016

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd