02-08-2013

Low Cost 2013. Crónica Sábado 27

 

 

 

Con las baterías recargadas afrontamos la segunda jornada del Low Cost Festival. El día venía marcado por dos de las bandas más esperadas del cartel y el resultado fue dispar para muchos de los presentes. Belle & Sebastian solo convenció al sector popero-romanticoide y Portishead a los más sibaritas.

 

 

Low Cost 2013. Crónica Sábado 27

 CRÓNICA VIERNES 26

CRÓNICA DOMINGO 28

Todo segundo día de un Festival musical de verano es como un punto de inflexión en el estado físico y anímico de los asistentes. Si eres de los que te reservaste para lo que venía por delante, el segundo suele ser tu DÍA. Y si la primera jornada lo diste todo puede que se te empiece a hacer cuesta arriba aguantar al mismo nivel. Después están los superhéroes (o superdopados) que les da igual el primero, que el tercero, que el quinto. Ellos siempre están al pie del cañón preparados para la guerra. Low Cost con sus servicios añadidos a los musicales te hace más fácil la travesía. Tienes desde un divertidísimo karaoke, a infinidad de stands con las más curiosas iniciativas, como la de “busca al banquero” o la de las #pulserasverdes para los lowers solteros. Por si no tenías suficiente con la buena oferta musical.

 

Miss Cafeína

Tenemos que reconocer que llegábamos con bastante reticencia pero con ganas de ver lo que pasaba con el concierto de los madrileños. Y la verdad es que acabamos gratamente sorprendidos. El sonido de la banda, que en disco, realmente, a veces resulta bastante blando, se amoldó perfectamente a la primera hora de la segunda jornada del Festival y con una propuesta francamente mas cañera convenció no solo a la infinidad de jovencitas que poblaban las primeras filas y no paraban de corear cada una de las canciones, sino incluso a los más despistados o poco conocedores de su propuesta. Pop-rock solido, buen sonido, guitarras más altas y duras y, sobre todo, Alberto Jiménez cumpliendo a la perfección como líder del combo, ofrecieron un buen y convincente directo en el que presentaban su segundo larga duración DE POLVO Y FLORES (2013) del que tocaron solventes interpretaciones de ‘Disfraces’ ‘Gigantes’ que funcionan mejor en directo que en el disco, o sus anteriores éxitos como ‘Cabaret’  o la fantástica ‘Capitán’.

 

Delafé y las Flores Azules

Desde que Facto dejará la banda, no habíamos tenido la ocasión de repetir en un concierto de los catalanes. Eso sumado a que hacía tiempo que últimamente le habíamos perdido la pista a su trayectoria nos hizo asistir, con más curiosidad que otra cosa, a su concierto. Y el resultado fue satisfactorio, aunque los hay que siguen pensando que su fórmula es cansina hasta la saciedad y sus letras de lo más mediocre del panorama nacional. Como siempre para gustos, colores. El ahora dúo prácticamente no se resiente de la baja de su tercer componente y si es verdad que su formula se torna algo repetitiva y ha perdido frescura con el paso del tiempo, disfrutarlos en directo sigue siendo una grata experiencia. Cuando te ofrecen lo mejor de su repertorio interpretado con esas ganas y esa actitud no puede ser de otro modo. La voz angelical –con sus arranques de furia- de Helena Miquel y los fraseos, bailes, posturas y poses de Oscar D’aniello consiguen un conjunto para no parar de bailar en toda su actuación donde no faltaron alguno de sus temas más conocidos como ‘Espíritu Santo’ ‘La primavera’.  En pequeñas dosis y espaciadas en el tiempo son un evento recomendable.

 

Belle & Sebastian

Para unos son muy ñoños. Para otros muy alegres. Para la mayoría unos románticos. Para algunos aburridos. Y de todo eso hay un poco en la música y en el directo de los escoceses. Los doce (si, doce!) miembros de la banda simbolizan el buen rollo y la armonía con su público con una propuesta completamente blanca que se basa en canciones blandas y bonitas que en ocasiones funcionan muy bien, como sus éxitos ‘I’m a Cuckoo’, ‘The Boy With The Arab Strap’ o la preciosa ‘Another Sunny Day’. Flautas, sonrisas, bailes con sus seguidores, bromas, intentos de hablar castellano… Quizás no sea todo lo que se espera en cuanto a actitud y garra pero aseguran pasar un rato agradable. Estamos seguros que la docena de afortunados que acabaron bailando en el escenario así lo piensan.

 

Portishead

La razón por la que muchos estaban allí era por los de Bristol. E incluso si los que somos asiduos al Festival no lo fuéramos, hubiéramos asistido solo por ver su única actuación en todo el país este año. Portishead es una banda mítica, de culto, que deberías poder ver al menos una vez en la vida. Y en Benidorm algunos lo conseguimos. Es cierto que a muchos eso no pareció importarles demasiado y el ruido de voces durante el primer tercio del concierto fue bastante molesto. También es verdad que el lugar no era el más adecuado para disfrutar de Mrs. Gibbons y compañía. Pero a partir de cierto momento, cuando esa parte de público antes mencionada, se aburrió y abandonó el Escenario Budweiser, los miles que allí nos quedamos pudimos disfrutar de un concierto mágico, con momentos de silencio irrepetibles en un evento de estas características. Con unos envolventes y fantásticos audiovisuales, que encima se realizaban en directo –de lo mejor que hemos visto en mucho tiempo-, un sonido contundente y potente y esa Beth Gibbons tan huidiza en su presencia como gigante con su enorme y emocionante voz nos embelesaron durante 85 especiales minutos donde no faltaron momentazos como ‘Wandering Star’  o la increíble ‘Glory Box’ que nos hizo un nudo en la garganta o ese bis enorme con la escalofriante ‘Roads’ y una larguísma y brutal ‘We carry on’. La complicidad banda-público lo puso de manifiesto que la, hasta ese momento, tímida e hierática Gibbons bajara emocionada a fundirse en besos y abrazos con el público. El Low Cost Festival 2013 eran Portishead y un puñado de –buenas- bandas más y se encargaron de cumplir con su leyenda.

 

Dorian

Una vez más y van… - vaya, hemos perdido la cuenta-, nos encontramos con los de Barcelona este verano (y las que te rondaré morena! Este año están en todos lados!). Y a pesar de eso, el directo de la banda parece crecer un poco más cada vez. Con anterioridad habíamos podido disfrutar de perfección y contundencia de sonido, equilibrados set list, puesta en escena de calidad, engranaje perfecto de sus nuevos temas, complicidad por parte del público. Pues bien, en esta ocasión hemos de añadir algo más al activo de esta gira veraniega-festivaleray fue la entrega y pasión que los catalanes demostraron en su cita del Low Cost. Tanto fue así que Marc terminó emocionado, que casi no le salían las palabras, reconociendo en voz alta, que aquel había sido el mejor concierto de la gira. El set list tuvo un par de variaciones pero se asemejó bastante a lo que ya habíamos podido presenciar en anteriores directos, con un mix perfecto de nuevos temas (‘El temblor’ ‘Los amigos que perdí) y antiguos éxitos (‘A cualquier otra parte’, ‘La tormenta de arena’), todos ellos recibidos con entusiasmo por un público que coreó de principio a fin todas y cada una de las canciones. Uno de los conciertos del festival.

 

Crystal Castles

Y subimos otra vez al Escenario Budweiser para disfrutar de la banda formada por Alice Glass Ethan Kath. Los canadienses en su segunda visita a festivales patrios, tras su paso por el Primavera Sound, basó su repertorio en temas de su más reciente disco, intercalando temas antiguos como el esperado ‘Untrust us’ o uno de nuestros favoritos, ‘Not in love’. Su punk electrónico atronador hizo las delicias de los allí presentes, totalmente entregados bajo su influjo lisérgico. Las bases y loops mas bestias, salidas de los dedos de Ethan, junto con la gutural voz llena de filtros de Alice, que complementa con un catálogo de movimientos esquizofrénicos dignos de estudio psiquiátrico, y esa batería rockera y pesada tocada en directo, hacen de su show un evento arrasador.

 

Monarchy

Nos perdimos a los barceloneses Mendetz, a los cuales nos reservamos para la siguiente ocasión, pero es que teníamos muchas ganas de presenciar la peculiar y diferente propuesta, tanto en sonido como en imagen, de los londineses, quienes resultaron ser una de las gratas sorpresas de esta edición del Low Cost Festival. El dúo de synth-pop formado por el productor y DJ, Andrew Armstrong y Ra Black nos ofreció un conicerto in crescendo en intensidad y entrega que, para los que no los conocíamos en profundidad, nos fue ganando tema a tema hasta caer rendidos a sus pies. Además de repasar lo mejor de sus dos discos de estudio, MONARCHY (2010, Neon Gold Records) y AROUND THE SUN (2011, 100% Records) la diversidad de sus influencias y lo inclasificable de su música se pusieron de manifiesto al interpretar versiones tan diferentes y a la vez tan fantásticas como el ‘Born to die’ de Lana del Rey o el brutal ‘Lithium’ de Nirvana con el que la gente se volvió completamente loca exigiendo un bis totalmente fuera de programa. Se lo merecían.

Digitalism

Llegamos justo a tiempo para el final de la sesión de Gomad! & Monsters y menos mal que fue así, pues lo poco que pudimos ver nos pareció totalmente carente de gusto, más indicado para un aparcamiento poligonero que para uno de los escenarios principales del Low Cost. Pero en seguida llegaron ellos. El dúo alemán nos recordó inmediatamente las ganas que aún teníamos de pasárnoslo bien y consiguieron que lo diéramos todo durante una hora y media de sesión de lo más divertida. Se nos hizo corta.

 

((CC) CRÓNICA Y FOTOS: Xandre RL (@XandreRL) y Rosita Vedder, 2013

 

 

 

Our website is protected by DMC Firewall!